Se trabaja para brindar servicios de justicia expedita y con calidad

       MERIDA, YUCATAN.-  “La alta productividad del Poder Judicial del Estado  al resolver los casos que llegaron a los Juzgados de todas las materias en 2015 nos permiten afirmar que somos testigos y actores de una transformación que está reconfigurando al sistema de impartición de justicia en  ese que tanto ha anhelado la sociedad”, expresó el Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, Dr. en Derecho Marcos  Alejandro Celis Quintal.

En una sesión del pleno de  Magistrados del Tribunal Superior de Justicia, Celis Quintal pronunció un mensaje relativo a su Informe Anual 2015, en el que, dijo, se rinden buenas cuentas a las sociedad no sólo en cuanto a la impartición de justicia, sino también en cuanto al gasto eficiente y a la custodia transparente y honesta de recursos.

En la sesión estuvieron como invitados de honor el Gobernador Rolando Zapata Bello y la Presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Celia María Rivas Rodríguez, al igual que el Presidente Municipal de Mérida, Mauricio Vila Dosal y otros funcionarios de los tres niveles de gobierno.

En la sesión estuvieron como invitados de honor el Gobernador Rolando Zapata Bello y la Presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Celia María Rivas Rodríguez, al igual que el Presidente Municipal de Mérida, Mauricio Vila Dosal y otros funcionarios de los tres niveles de gobierno.

El Magistrado Celis Quintal detalló que en cuanto a la justicia que todos los días se ofrece a los ciudadanos a través de los Juzgados del Poder Judicial, llamada de primera instancia, entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 2015 se iniciaron 25 mil 822 asuntos y concluyeron 27 mil 521. Es decir, a pesar de la cuantiosa carga de trabajo que tienen los Juzgados y Tribunales de Primera Instancia, el índice de productividad fue de 106.58 por ciento.

Esto muestra sin dudas la eficiencia y compromiso con la sociedad que distingue al equipo de trabajo de este Poder Judicial, reiteró en su mensaje rendido en el auditorio “Víctor Manuel Cervera Pacheco” de la sede judicial en esta ciudad.

Se refirió también a la transformación que viven los procesos para impartir justicia, destacadamente la materia penal con el sistema acusatorio y oral a través de audiencias orales y la oralidad familiar, que permite al juzgador escuchar directamente a las partes en conflicto e incluso a los menores, siempre bajo la protección de sus derechos.

En ambos sistemas las cifras muestran que los asuntos se concluyen con rapidez y eficacia y que los ciudadanos tienen acceso directo y transparente al trabajo de los jueces.

“La independencia de los jueces es una de nuestras mayores fortalezas. Cada juzgador debe ser libre de resolver conforme a su conocimiento, convicción y experiencia. Cada uno debe estar convencido de que el oficio de juzgar implica un compromiso irrenunciable de sobriedad, honestidad, humildad y transparencia”, expresó con respecto al trabajo de los jueces familiares, que se enfrentan a casos muy difíciles, donde una de las partes pierde.

“Para quienes decidimos seguir esta ruta, estamos convencidos de que no debemos trabajar buscando reconocimiento, pues el oficio de juzgar siempre implica no satisfacer a alguien”, expresó.

Ante el interés de algunas de esas decisiones –y por qué no decirlo- ante las observaciones fundadas o infundadas, reafirmamos que el Poder Judicial estará siempre abierto, a recibir y evaluar las opiniones respetuosas que se hagan de nuestro trabajo desde la sociedad.

Dijo que este Informe Anual 2015 ha sido una oportunidad para “revisar nuestra función y responsabilidad social, pero sobre todo, es una oportunidad para que imaginemos el Poder Judicial del Estado de Yucatán que queremos hacia el futuro y obrar en consecuencia”.

“El día de hoy, nadie puede negar que la situación de la impartición de justicia es muy diferente a la de hace algunos años. El papel del Poder Judicial del Estado, en el Yucatán de nuestros días, adquiere una nueva dimensión”, agregó.

Señaló que por mandato del nuevo artículo 1° de la Constitución General de la República, quienes laboramos en el Poder Judicial somos garantes de derechos. No es una responsabilidad teórica ni vacía de contenido; es una responsabilidad constitucional muy seria.

“Hacer real una justicia de derechos, traslada un poder a los ciudadanos, a la vez que nos compromete a nosotros los juzgadores. Hemos cambiado un paradigma fundamental en la impartición de justicia, pero sobre todo es un cambio sustancial en el funcionamiento del Poder Judicial”, expresó el Presidente del TSJEY.

“En los últimos años”, continuó, “nos hemos esforzado por mejorar la calidad de nuestro trabajo, a la luz de que la oralidad es una vía de acceso a la justicia para garantizar los derechos fundamentales de todos y para construir una justicia cada vez más eficiente y más ágil”.

“Escuchamos las demandas de la sociedad, y las atendemos mediante una actitud renovada. Estamos transformando el rostro a la impartición de justicia. La sociedad, quiere de nosotros explicaciones claras de la manera en la cual impartimos justicia. Justicia clara y sencilla, sin tecnicismos. Una justicia accesible a los ciudadanos. La sociedad quiere una justicia eficiente y cercana, no una justicia de discurso, ni de aparador”, apuntó.

“Nuestro lugar está al lado de la sociedad y sus derechos, no por encima de ella. La nuestra, es una labor de atención a sus problemas cotidianos, por lo que debemos estar conscientes de impartir una justicia más humana”, indicó.

Dijo que Yucatán es líder en la buena implementación del sistema penal acusatorio y oral y que también es un estado avanzado en cuanto a la implementación de mejoras en su sistema familiar y mercantil, tema que a nivel federal empieza a cobrar relevancia con la propuesta presidencial para mejorar la llamada “justicia cotidiana”, que es la que se desahoga en estas materias.

Sin embargo, aclaró, estas transformaciones no hubieran sido posibles sin el apoyo decidido del Ejecutivo Estatal y sin la coordinación interinstitucional con diversas instituciones de gobierno como la Fiscalía General del Estado, el Instituto de Defensa Pública, e incluso con el trabajo de los legisladores y las legisladoras que permitieron a Yucatán adelantarse dos años a la implementación completa del sistema penal acusatorio y oral, por ejemplo.

En cuanto al Fondo Auxiliar, organismo que custodia los recursos que mayormente vienen de manutenciones, dijo que lo ha hecho de forma transparente, eficiente y honrada y que esto permite rendir, este día, cuentas claras a los ciudadanos.

Las cifras más destacadas del Mensaje:

  • En los Juzgados Civiles iniciaron 3 mil 072 asuntos y se resolvieron 2 mil 983. El índice de productividad fue de 97%.
  • En los Juzgados Mercantiles iniciaron 6 mil 241 asuntos, de los cuales casi el 98% correspondió al sistema tradicional (escrito) y poco más del 2% al sistema oral, con un índice de productividad general de 119%.
  • En tanto en el Juzgado de Oralidad Mercantil iniciaron 140 juicios ordinarios y se resolvieron 146, con un índice de productividad de 104%.
  • En los Juzgados de Oralidad Familiar iniciaron 7 mil 456 asuntos y se resolvieron 6,988, con un índice de productividad de casi 94%.
  • En los Juzgados Mixtos ubicados en Progreso, Umán, Motul, Kanasín, Izamal, Tekax, Ticul, Valladolid y Tizimín, y que conocen de la materia civil, mercantil del sistema oral y tradicional, y familiar oral y tradicional, iniciaron 6 mil 936 asuntos y se resolvieron 6,561. El índice de productividad general de los Juzgados Mixtos fue de 95%.
  • En el sistema acusatorio y oral iniciaron 403 asuntos, en tanto que el año anterior fue de poco menos de 200, lo cual representa poco más del doble del volumen de asuntos y de las cargas de trabajo resultado de la entrada en 2014 del sistema oral en Mérida.
  • De los 403 asuntos iniciados en juzgados de control del sistema penal acusatorio y oral se concluyeron 409, lo cual da un índice de productividad del 101%. Del total de asuntos iniciados, únicamente el 2.98% pasó a la etapa de juicio oral, lo cual indica que el nuevo sistema penal está funcionando, ya que uno de sus objetivos es que la mayoría de los asuntos terminen por salidas alternas.
  • En el Juzgado Especializado en Justicia para Adolescentes iniciaron 60 asuntos y concluyeron 46.
  • En los Juzgados de Ejecución de Sentencias en Materia Penal iniciaron mil tres (1,003), y resolvieron 815. El índice de productividad fue de 81%.

 

 

61

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *