Matrimonio colectivo de 1055 parejas

       IZAMAL, YUCATAN.- Con más de 68 años de vivir en concubinato, después de ver crecer a sus  nueve hijos, así como la llegada de sus más de 80 nietos y bisnietos, Juan Pío Chay Cruz y Carmelita Albornoz y Ek dieron el sí para formalizar su unión, al igual que otras mil 55 parejas yucatecas.

En una ceremonia celebrada en la explanada del Convento de San Antonio de Padua en esta ciudad, el Gobernador Rolando Zapata Bello y la Presidenta Estatal del DIF, Sarita Blancarte Canto, fueron testigos de honor de este multitudinario enlace matrimonial.

Dicho acto involucró a habitantes de 98 municipios del Estado, quienes se unieron legalmente y ya cuentan con un certificado de matrimonio civil. Ellos son beneficiarios del programa “Formaliza tu unión”, mismo que en los últimos cuatro años ha permitido regularizar la situación de más de cinco mil parejas.

Originarios de Yaxcabá, Juan Pío de 83 años y Carmelita de 86, para quienes la edad nunca fue un obstáculo, se conocieron desde que eran adolescentes y decidieron compartir el mismo camino a pesar de no tener la solvencia económica para casarse, pues consideraban que lo principal era trabajar en sus tierras para sacar adelante a la familia que formarían.

Años más tarde, después de muchas vivencias y criar a sus cinco hijas y cuatro hombres, quienes les han  regalado 45 nietos y 44 bisnietos, la vida les dio la oportunidad de formalizar su compromiso y tener una magna ceremonia, donde luego de realizar los trámites correspondientes, sellaron su unión con un beso aclamado por los asistentes y juntos partieron el tradicional pastel de boda.

Para formalizar su enlace a través del citado programa, los contrayentes  fueron exentos del costo del derecho del matrimonio, del certificado nupcial y médico, así como de los análisis clínicos.

Acompañado del alcalde anfitrión, Wárnel May Escobar y del Consejero Jurídico del Ejecutivo del Estado, Jorge Esquivel Millet, el mandatario señaló que este esquema social buscar dar seguridad  legal y bienestar a las familias yucatecas que han estado juntas desde hace décadas.

“Es una ocasión que además de generar felicidad, también les brinda certeza a sus parejas e hijos, porque el tener una unión debidamente formalizada por el matrimonio legal les permite tener  seguridad social, como los diferentes programas que se realizan y en temas relacionados con la tenencia de la tierra y propiedad”, apuntó.

Al resaltar que el matrimonio es una expresión de respeto, amor, tolerancia, convivencia y responsabilidad, Zapata Bello indicó que con estas acciones se busca que la ley sea accesible a todas las personas para brindar protección a sus familias.

En este evento, algunas personas lucieron el tradicional vestido de novia, así como el traje regional del estado. Además, estuvieron acompañadas de sus familiares más cercanos, con quienes compartieron el pastel de boda y se tomaron fotografías, para después ir a festejar con sus amigos y demás allegados.

Con esta celebración, la explanada del vetusto claustro se convirtió en un sitio de unidad, gratos recuerdos para los yucatecos y emoción de las parejas por alcanzar su sueño de ayer.

 

23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *