Guiador ebrio atropelló e hirió a cuatro antorchistas de Tekom en la vía San Andrés – Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo

SAN ANDRES (Municipio de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo).- La mala suerte persigue a los antorchistas yucatecos, pues ahora cuatro jóvenes oriundos del municipio de Tekom fueron atropellados cuando corrían en la carretera San Andrés – Felipe Carrillo Puerto y uno de ellos está bastante grave, mientras que los otros tres resintieron lesiones en varias partes del cuerpo.

De acuerdo con informes del compañero periodista Juan José López y del corresponsal viajero, Bernardo Caamal Itzá, el percance sucedió hoy al filo de las 03.00 horas cuando los peregrinos se dirigían de su natal Tekom, Yucatán a Majahual, municipio de Othón P. Blanco y fueron embestidos por un coche marca Nissan, modelo Sentra cuyo guiador estaba alcoholizado.

Según el reporte, los cuatro heridos fueron internados en el Hospital General de la ciudad de Felipe Carrillo Puerto y junto con otros fieles católicos que resultaron ilesos cumplían con una manda hacia la Virgen de Guadalupe, para lo cual viajaban a  bordo de una camioneta pick up modelo Tornado.

Al sitio del percance acudieron agentes y socorristas de la Policía Municipal de Felipe Carrillo Puerto, los cuales abanderaron el lugar y auxiliaron a las víctimas, pero se desconoce sí el imprudente conductor fue detenido.

Todavía el pasado jueves murieron en Chicoasén, Chiapas, tres antorchistas yucatecos  y otros trece salieron heridos, todos del municipio de Tekax, a causa de que el camión carguero que los transportaba se quedó sin frenos y chocó contra varias palapas instaladas en las cercanías de la presa hidroeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

1

Deja un comentario en: “Guiador ebrio atropelló e hirió a cuatro antorchistas de Tekom en la vía San Andrés – Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo

  • 11 diciembre, 2016 en 8:53 AM
    Permalink

    Es una grave irresponsabilidad de la Iglesia católica, permitir, si no es que fomentar “mandas” que implican peligrosos sufrimiento, sacrificios u ofrendas a nombre de la Virgen de Guadalupe. Los que razonamos la fe y sus contradicciones políticas, consideramos que ninguna Madre, ningún Dios le pediría a sus hijos tales manifestaciones de fe, o lealtad si implica el riesgo de sus vidas o esfuerzos vanos e innecesarios, que pueden implicar exhibicionismo personal, o de poder, control y obediencia institucional. La Imagen de Tonatzin debe seguir siendo reconocida como sustento de nuestra identidad y unidad nacional, pero sin que esa misma identidad se confunda y mezcle, con los sufrimientos que legitiman el sistema de injusticia y dominación que se deben denunciar como anticristianos y antiguadalupanos. El antorchismo es esfuerzo y sacrificio innecesarios, que no arraigan la comunión fraterna, no la identidad, ni la solidaridad, sin el riesgo de más accidentes que no se dan por “mala suerte”, sino porque las condiciones de agitación temporal en las carreteras son mayores al finalizar el año. Hay que ver el posicionamiento del Papa Francisco respecto a la Imagen de la Virgen de Guadalupe y la arraigada antigüedad de la fe en México.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *