Tremendo choque entre una combi de pasajeros y un coche. Más notas policíacas

MERIDA, YUCATAN.- La imprudencia del guiador de una vagoneta habilitada como taxi colectivo de la ruta “Mulsay – Juan Pablo II”, provocó un aparatoso accidente vial hoy en la mañana al chocar un coche compacto con la parte posterior  de aquella unidad, con saldo de varios miles de pesos en daños materiales, sin que se registren heridos.

Los informes a la mano indican que el percance sucedió al filo de las 11.00 horas en la esquina de las calles 22 por 53-A del fraccionamiento “Juan Pablo II”, al poniente de esta ciudad, cuando un sujeto DESCONOCIDO conducía sobre la 22 el vehículo de transporte urbano de pasajeros con placas 1230 – YSB, del Estado de Yucatán  y al llegar a la 53-A, maniobró a la izquierda, pero no se fijó que atrás venía  un automóvil marca Chevrolet, modelo Spark con placas ZAR – 6644, también de Yucatán, cuya conductora no pudo evitar la colisión.

A bordo del Spark también viajaban el marido de la doña y el bebé de ambos y a causa del tremendo impacto, el coche se volcó sobre su costado izquierdo, sin que sus ocupantes salieran lesionados, al igual que los viajeros de la combi, quienes de todos modos fueron revisados por los paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que llegaron al sitio minutos después del accidente.1

Así mismo se presentaron agentes de la corporación para apoyar las labores de auxilio y asegurar el lugar mientras los peritos realizaban las diligencias correspondientes para deslindar responsabilidades.

Se quemó una tienda de ropa en el centro meridano

       MERIDA, YUCATAN.- Un corto circuito en la instalación eléctrica de una tienda de prensas de vestir femeninas, ocasionó un incendio que acabó con una parte de la ropa que estaba en los anaqueles y movilizó a los bomberos así como unidades y elementos de la Policía Municipal de Mérida (PMM) y de la SSP.

La información obtenida indica que el siniestro se originó anoche  al filo de las 20.00 horas en la tienda ubicada en la calle 65 entre 54 y 54, en el centro citadino, cuando el negocio estaba punto de cerrar y los empleados detectaron que salía humo y fuego del interior de una bodega donde se almacena la ropa nueva.

Debido a lo flamable de la mercancía, las llamas crecieron y en minutos arrasaron con las prendas, por lo cual, los trabajadores y los clientes fueron desalojados conforme al protocolo establecido para estos casos y por la magnitud del incendio fue necesaria la presencia de personal de la Unidad Estatal de Protección Civil.

También se presentó una cuadrilla de obreros de la Comisión Federal de Electricidad (CFE, que se encargó de cortar el suministro del fluido en la zona, mientras los tragahumos realizaban su chamba, para evitar mayores problemas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *