Clausuran una fábrica de cemento que se construía en tierras ejidales

CHOCHOLA, YUCATAN.- Tras esperar durante varios días, la delegación estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) clausuraron hoy la construcción ilegal de una empresa cementera en tierras ejidales de  este municipio.

Lo anterior fue en atención a una demanda de los ejidatarios locales quienes acusaron  a la Procuraduría Agraria de solapar el despojo de varias hectáreas ejidales en beneficio de la empresa privada “Proser” e intentar desconocer a la Comisaria Ejidal, Claudia Cob Durán, quien asumió la defensa de dicha tierras ubicadas en el banco de materiales “Corralché” que mide 612 hectáreas.

A través de un comunicado expedido hoy de manera conjunta por ambas dependencias,  se informó que autoridades federales  emitieron un fallo  en el que se suspende dicha obra y por lo tanto, se dispuso clausurar el sitio debido a que además el predio se encuentra en un juicio de nulidad para su venta.

Los ejidatarios manifestaron que dicho terreno fue adquirido de manera ilegal por la empresa “Cementos Fortaleza” a través de maniobras turbias enarboladas por los representantes del Comisariado Ejidal, Albino Núñez Chan, Natividad Quintal Osorio y Paulino May Moo,  que derivaron en el despojó al ejido y que por ser selva no puede parcelarse.1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *