Concierto sinfónico a favor de niños con cáncer

       MERIDA, YUCATAN.- La armonía de las notas musicales y la solidaridad de los filarmónicos de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Yucatán se convirtieron en una noche especial, para dar en cada melodía un abrazo fraterno a los niños que padecen cáncer, en el concierto “Todos Somos Ángeles”, que promovió la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (CANACOME-SERVYTUR), a favor de la estancia “Hogar de Ángeles” y de la Cruz Roja de esta ciudad.

Bajo la dirección de los maestros Edgar Sulú Vera y Emilio Bueno Salazar, el talento y la habilidad de los músicos conquistó la emoción del público en un recorrido de cuatro siglos de música y les brindó la oportunidad de descubrir obras y autores que fueron pioneros en algunos estilos.

También, la orquesta interpretó obras que permanecían olvidadas, como el concierto de flauta de pico, de Giussepe Sammartíni, además de la Sinfonía Allegro, Opera Suite de Carmen, Alas y una mezcla de la Sinfonía No. 5 de Beethoven y del Mambo No. 5 de Dámaso Pérez Prado.

Para regalarles la experiencia de estar al frente de la orquesta con la batuta, los directores de la misma invitaron a dos pequeños a pasar a dirigir a los músicos en sus diferentes secciones instrumentales.

De manera especial los jóvenes de la Orquesta Sinfónica de Yucatán dedicaron “Hogar de Ángeles”, pieza que fue creada por el maestro Emilio Bueno Salazar especialmente como regalo para los niños y sus familias que a diario luchan una férrea batalla contra el cáncer.

Esta obra, destacó, es un reconocimiento a los padres y al temple de todas aquellas personas que entregan su vida desinteresadamente y que buscan abrir caminos para una vida digna de todos aquellos niños que están en condición de cáncer.

Bueno Salazar subrayó: “Esta obra fue creada bajo la perspectiva de hacer conciencia y ser empáticos con el mundo que nos rodea”.

El Presidente de  la CANACOME –  SERVYTUR), Juan José Abraham Dáguer, resaltó la labor realizada por la Fundación Yucatán, A.C., que preside María de los Ángeles Morales, quien fue la encargada de coordinar la logística para que el concierto “Todos Somos Ángeles” fuera un éxito.

La música una vez más, dijo, fue un punto de encuentro entre la voluntad de ayudar y brindar un momento de felicidad a aquellos pequeños y sus familias que están inmersos en una dinámica de sobrellevar una difícil situación en la que se puede ir la vida.

Por ello, hizo un llamado para solidarizarse con causas como estas, ya que el donativo en especie, puede ayudar y brindar una mejor calidad de vida a esos chamacos.

 

2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *