El Jueves Santo en la capital yucateca

       MERIDA, YUCATAN.- Las actividades litúrgicas en esta ciudad con motivo del Jueves  Santo revistieron especial importancia con la misa de la cena del Señor y el lavado de piés en presidió el Arzobispo Metropolitano de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega en la Santa Iglesia Catedral de San Ildefonso de Toledo ante cientos de fieles.

En estos eventos se puso de manifiesto que Jesús legó tres regalos a la humanidad: la institución de la Eucaristía, el sacerdocio y el mandamiento del amor, los cuales fueron resaltados en la homilía, misma que no pronunció Monseñor Gustavo por malestar en la garganta y la leyó el Rector de la Catedral, Pbro. Oscar Cetina Vega.

Por segundo año consecutivo, la celebración incluyó la participación de mujeres en el lavatorio de pies, a cargo del Arzobispo Metropolitano, quien en la mañana acudió al penal meridano para una ceremonia similar con los reos y donde también ofició la misa del Jueves Santo.

En su mensaje, el padre Cetina Vega, expresó que cada Jueves Santo celebramos tres regalos que nos hace el Señor Jesús. Tres regalos que brotan de su corazón de hijo, de su corazón sacerdotal, de su corazón de hermano. Y esos tres regalos son fundamentales para nuestra vida cristiana, para la vida de la Iglesia.

En el lavatorio de pies participaron: José Juan Diego Arcila Sosa, Saulo Pech Euán, Wilberth González Canto, Humberto Gómez Alamilla, Gabino Chablé Ek, José Armando Moo Paredes, Bertha Gutiérrez Celis, Silvia Adriana Gamboa Vega, Fanny Escalante Cantón, Narcisa Pech Puc, Thelma Rocío Avila Trujillo y María Elena Cruz Carvajal. (Fotos cortesía de Rodrigo Díaz Guzmán).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *