Una chamaquita enferma se ahogó mientras se bañaba en una alberca inflable. Más notas policíacas

       MERIDA, YUCATAN.- Una chamaquita enferma de los nervios, de apenas cinco años de edad, pereció hoy al ahogarse en una pequeña piscina inflable en la cual se bañaba para mitigar un poco el calor vespertino, por lo cual, sus afligidos padres quedaron totalmente desconsolados ante dicha tragedia.

Los informes a la mano indican que lo anterior ocurrió al filo de las 13.30 horas cuando la menor A.G.C.S. se refrescaba en su casa en una piscinita portátil mientras la cuidaba su padre  HUMBERTO C.U.X., de 45 años, pero en cierto momento la dejó sola y al retornar minutos después la halló recostada dentro del agua y sin vida.

El percance se registró en un predio de la calle 99 entre 64-A y 64-B de la colonia “Melitón Salazar”, al sur de esta ciudad y según el sujeto, su hijita padecía de ataques de epilepsia, por lo cual es posible que al quedarse sola haya convulsionado y cayó de lado dentro de la bañera de plástico donde partió al más allá.

El individuo narró que al percatarse del hecho sacó del agua  a la menor y la acostó en una hamaca para luego llamar al 911 y pedir auxilio, por lo cual minutos más tarde llegaron agentes y paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes confirmaron que la niña estaba muerta.

Por lo tanto pidieron la presencia del Ministerio Público y del Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado (FGE) cuyos empleados levantaron el cadáver y lo llevaron para hacerle la necropsia correspondiente.

A tubazos mataron a un sujeto en la calle

       MERIDA, YUCATAN.- Elementos de la SSP acudieron  esta noche a las calles 42 por 43 de la colonia “Emiliano Zapata Oriente” donde los vecinos reportaron que en la puerta de una casa marcada con el número 391 estaba tirado un sujeto a quien apodaban “EL AGUILA”, el cual fue asesinado por dos sujetos DESCONOCIDOS en la puerta del inmueble.

La información recabada señala que este hecho se registró alrededor de las 19.00 horas y según los vecinos, el hoy occiso estaba en la calle y de pronto arribaron dos fulanos a bordo de una motocicleta, uno de los cuales sostenía un pedazo de tubo con el cual le pegó con saña a “El Aguila”.

Tras acabar con él, ambos individuos se “pelaron”, por lo que los colonos avisaron a la SSP, cuyos efectivos llegaron poco después para asegurar el sitio en espera de que se presenten los agentes del Ministerio Público y del Servicio Médico Forense de la FGE para las diligencias legales en torno al cadáver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *