La UADY está lista para la presente temporada de huracanes

       MERIDA, YUCATAN.- Al comenzar la temporada de huracanes 2017, el Doctor Faustino Omar García Concepción, del Departamento de Física del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara, consideró que los medios de comunicación no deben ser amarillistas sobre la información del estado climático, sino ser precisos, siempre usando un lenguaje sencillo y adecuado.

El profesional ofreció hoy en el auditorio “General Manuel Cepeda Peraza” de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) la plática “Los ciclones tropicales: Impacto en la sociedad y problemática de los avisos”, durante la instalación del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos (CIAFEME).

También indicó que sí bien Yucatán es propenso a los huracanes, no corre el riesgo de otras regiones, donde hay inundaciones a causa del desbordamiento de ríos.

De acuerdo con el experto, desde hace más de 20 años persiste un problema en los medios de comunicación del país: el amarillismo, mal informando o priorizando la noticia más sensacionalista.

“Los medios de comunicación y los propios meteorólogos no deben usar un lenguaje complicado para que la población entienda sobre este tema. Hay que hablarle (a la población) como un lenguaje de sexto grado”, apuntó.

Para evitar falsas alarmas, García Concepción dijo que se debe tener mucho cuidado con el lenguaje que se utilice al informar sobre fenómenos atmosféricos, usando gráficos sencillos, con colores y letras claras. Los que divulgan la información deberían tener conocimientos mínimos de meteorología.

El experto subrayó que Yucatán es una maravilla porque debido a su terreno y planicie es muy difícil que se presenten inundaciones a gran escala, como en otras partes del país. Aunque, dijo hay que estar alerta para evitar mayores incidentes como sucedió con “Isidoro”.

A su vez, afirmó que el pronóstico estacional que emiten la National Hurricane Center (NOAA) o la Universidad de Colorado, que indican cuántos ciclones se formarían en una temporada, no sirve para la prevención de esos fenómenos. Recomendó estar listos aunque se pronostiquen pocos huracanes. “Estamos en una época de ciclones tropicales y hay que prepararse”.

En ese caso, México es el único país afectado por ciclones de dos cuencas diferentes: la del Atlántico y del Pacífico, esta última la segunda más antigua del planeta. Por eso, hay que estar preparado y no dejar todo de último momento, explicó.

La Máxima Casa de Estudios  instaló de manera formal el CIAFEME, cuya finalidad es salvaguardar la integridad física de trabajadores y estudiantes, así como las instalaciones, bienes e información de la institución ante una contingencia.

El Rector José de Jesús Williams presidió el acto que marcó la instalación del órgano colegiado, de cuyos objetivos se desprenden talleres con directivos para determinar y conocer los protocolos de seguridad y acciones que se deben establecer antes, durante y después de un ciclón tropical.

El evento reunió a directores de Escuelas y Facultades de la Uady, así como académicos, investigadores y representantes de las instancias de Protección Civil Estatal y Municipales.

Con la presentación del pronóstico de temporada de huracanes 2017, Juan Vázquez Montalvo, jefe del Laboratorio de Hidráulica e Hidrología de la Facultad de Ingeniería y vocal del CIAFEME, advirtió que un segundo reporte emitido anteayer cambió el escenario de la actual temporada.

De manera natural, esta temporada se caracteriza por estar arriba del promedio; es decir, entre 11 y 12 ciclones tropicales con nombre.

En tanto, la Universidad de Colorado reveló que para este año serán 14 ciclones tropicales con nombre, y no 11 como se informó en abril pasado; es decir, ocho tormentas tropicales, cuatro moderados y dos intensos, detalló el académico.

El ingeniero Vázquez Montalvo explicó que este pronóstico se debe a que la formación de El Niño es muy débil y a una anomalía en la temperatura del Atlántico, ocasionando condiciones más propicias para esos fenómenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *