La impartición de justicia enfrenta nuevos retos

       MERIDA, YUCATAN.- “El Poder Judicial del Estado de Yucatán enfrenta una serie de reto derivados de reformas constitucionales que demandarán nuevos recursos materiales y humanos, entre estos la implantación de la oralidad en todos los juicios mercantiles y civiles y un nuevo sistema de justicia laboral”, expresó el Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de Yucatán, Dr. en Derecho Marcos Alejandro Celis Quintal, al rendir el Informe de Actividades del Poder Judicial del Estado correspondiente al año 2016.

En un formato austero, con transmisión en redes sociales y medios digitales institucionales, en una sencilla sesión del pleno de magistrados de este alto Tribunal, el Magistrado Presidente delineó los retos derivados de reformas constitucionales realizadas durante este año, los cuales, dijo, “asumiremos con entereza”. 

Entre estos desafíos están los derivados de la reforma a la justicia laboral, que modifica el panorama completo en esta materia y por el cual el Poder Judicial Estatal tendrá adscritos juzgados laborales, lo que implica infraestructura, capital humano, y capacitación.

Asimismo, será necesario consolidar la oralidad mercantil, que en atención a recientes reformas al Código de Comercio, implicará la creación de nuevos Juzgados Orales Mercantiles. Dijo que a partir de la futura aprobación del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, será necesario el implementar la oralidad civil en el Estado.

“Otro reto importante es hacer más ágil y cercana la justicia cotidiana, la creación de juzgados itinerantes permitirá acercar la justicia al interior del Estado y que cada ciudadano tenga pleno acceso a la justicia sin importar su ubicación”, apuntó.

A todos estos retos, continuó el Magistrado Celis Quintal en su mensaje, se suma la necesidad de consolidar los sistemas de justicia oral penal y familiar, así como avanzar en la modernización administrativa y hacer aún más eficiente el uso de los recursos públicos que la sociedad nos ha encomendado.

“Asumiremos con entereza las reformas estructurales que implican todas y cada una de las reformas procesales en todos los ramos de la impartición de justicia, sabemos que no es una tarea sencilla pero con los recursos y herramientas adecuados y suficientes  que nos deberán ser proporcionados por la legislatura estatal a través del presupuesto de egresos, así como la coordinación y colaboración entre los poderes del Estado, estamos seguros que las saldremos adelante como hemos hecho con cada desafío que se nos ha presentado”, señaló.

Agradeció a los colaboradores de la institución el trabajo realizado en bien de la sociedad yucateca dado que en 2016 se registraron tasas de productividad históricas al iniciar 27 mil 661 asuntos y resolver 26 mil 605 asuntos de todas las materias: civil, familiar, mercantil, penal y del sistema especializado para adolescentes, con una tasa de resolución general del 96.18%.

“Esto es un indicador claro que nos encontramos trabajando en un estado cercano al óptimo”, apuntó.

Celis Quintal expuso que hoy el juzgar con perspectiva es una realidad en el Poder Judicial y en ese sentido durante el año 2016, se otorgaron un total de 327 órdenes de protección a favor de las mujeres que son víctimas de violencia.

Así mismo detalló que la mediación ha sido fuertemente impulsada en el Poder Judicial como un camino pacífico para la resolución de conflictos. En 2016 en el Centro Estatal de Solución de Controversias se iniciaron 2,724 asuntos, de los cuales se concluyeron 2,692.

Señaló que hoy el Poder Judicial es una institución mucho más sólida, cercana, inclusiva, que actúa con pleno respeto a los derechos humanos y que la oralidad ha sido y sigue siendo una vía de acceso a la justicia más eficiente y ágil.

“Hoy la sociedad, ante la situación del país, demanda instituciones sólidas y confiables, es por esto que desde las trincheras donde hoy nos encontramos, velaremos y promoveremos para que cada actuación, acuerdo, sentencia, o resolución estén caracterizadas por la excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo e independencia que son los principios y valores que rigen la función judicial. Debemos entender que la justicia es el camino para el bienestar social, para contar con un estado de derecho que garantice la seguridad jurídica para las personas”, expresó.

Señaló que sólo escuchando a la sociedad y a todos aquellos medios o ciudadanos que quieran hacer uso del libre ejercicio de la libertad de expresión para opinar sobre la justicia el Poder Judicial puede renovarse y transformarse. “Una institución que no esté abierta a las críticas es una institución que no avanza”, añadió.

“La sociedad demanda no solo una justicia pronta, sino una justicia sin distinción de clase social, religión, edad, sexo, capacidades, es decir sin discriminación alguna”, apuntó el  Magistrado Presidente.

A lo largo de estos años, continuó, hemos sentado las bases para juzgar con perspectiva y con inclusión, sin improvisaciones, hemos invertidos largas jornadas para capacitarnos y poder servir a la ciudadanía de la manera en que ellos esperan y exigen.  “Sin embargo, falta mucho por hacer y enfrentamos enormes desafíos en el futuro cercano”.

Expresó que 2016 fue un año de trabajo intenso, de grandes retos y enormes desafíos. En esa medida ha sido el esfuerzo del equipo de trabajo, de las más de mil personas que servimos a la sociedad desde el Poder Judicial.

En la sesión solemne del Pleno del Tribunal Superior de Justicia donde se rindió el informe estuvieron presente Consejero Jurídico del Gobierno Carlos Pavón Flores, en representación del Gobernador Rolando Zapata Bello, así como el Diputado Daniel Jesús Granja Peniche por el Congreso del Estado.

Así también las Magistradas Ligia Aurora Cortés Ortega, Adda Lucelly Cámara Vallejos, Mygdalia A. Rodríguez Arcovedo, Ingrid I. Priego Cárdenas y Leticia del Socorro Cobá Magaña y los Magistrados Jorge Rivero Evia,  José Rubén Ruiz Ramírez, Santiago Altamirano Escalante, Luis Felipe Esperón Villanueva y Ricardo de Jesús Ávila Heredia.

De igual manera, asistieron las Consejeras de la Judicatura Silvia Carolina Estrada Gamboa, Melba Angelina Méndez Fernández, Sara Luisa Castro Almeida y el Consejero Luis Jorge Parra Arceo.

También asistieron los Magistrados del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa y del Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios, estos últimos encabezados por su Presidente César Antuña Aguilar.

En otro momento de su discurso, el Magistrado Celis Quintal expresó que hoy los juzgadores, resuelven de manera libre, sin presiones, con conocimientos, convicción y experiencia.

“Quienes tenemos la responsabilidad de impartir justicia, no buscamos reconocimiento público, ya que en todo proceso al menos una de las partes no verá satisfechas sus pretensiones procesales, sin embargo la satisfacción del juzgador, debe ser la resolución del conflicto con el más alto sentido de justicia, con estricto apego a la Constitución y respetando los derechos humanos”, apuntó.

Dijo que el Poder Judicial del Estado realiza un gran esfuerzo por acortar los tiempos procesales, lo que se traduce en estadísticas y números que aunque no son la parte que nos define, al medir los resultados, podemos estar seguros que vamos por el camino correcto.

“El trabajo ha sido fuerte, pero estamos conscientes que aún hay mucho por hacer y este ejercicio de rendición de cuentas nos retroalimenta y nos permiten hacer un diagnóstico de nuestro quehacer y de la institución para determinar las áreas de oportunidad en las que debemos mejorar”, indicó.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *